El pasado 13 de marzo, el Tribunal Supremo comunicó la aceptación a trámite del recurso contencioso-administrativo interpuesto por Adigital contra el Real Decreto 1070/17 de fecha 29 de diciembre de 2017, por el que se introducen, entre otras medidas, nuevas obligaciones de información para las plataformas digitales que intermedian en el arrendamiento de viviendas con fines turísticos en nuestro país.
Tal y como Adigital manifestó en sus declaraciones del pasado mes de febrero, consideramos que las obligaciones introducidas por este Real Decreto exceden lo necesario y proporcional, imponiendo una carga administrativa y operativa a ciertos modelos de negocio que también resulta contraria a la normativa existente, tanto nacional como comunitaria.
Así lo ha entendido también la ACCO, que ha expuesto en un detallado informe su posición contraria a los preceptos del Real Decreto, como la Asociación Española de Asesores Fiscales (Aedaf), que también interpuso recurso contra el texto normativo.
Desde Adigital consideramos igualmente positiva la actuación de la CNMC que, precisamente esta semana, requería al Gobierno la modificación o supresión de los requisitos del Real Decreto que, también a su parecer, suponen una trabas innecesarias y desproporcionadas a la competencia efectiva en el mercado.
Como asegura José Luis Zimmermann, director general de Adigital y portavoz de Sharing España, “Adigital continuará llevando a cabo todas las actuaciones que estén a su alcance para lograr que la colaboración con Hacienda de las empresas afectadas se ajuste a la normativa existente y a los principios de regulación eficiente, proporcionalidad y necesidad”.