El Gobierno francés ha presentado un nuevo plan de movilidad. Y lo hace tras el fin de semana de protestas contra la subida del precio de los combustibles en el país galo. 

Según informa Politico, se trata de un plan de amplio recorrido que cubre desde la regulación y funcionamiento de los servicios de movilidad colaborativa hasta el coche autónomo. En palabras de la ministra de Transporte, Elisabeth Borne, “se trata de una respuesta estructural, no circunstancial” a los problemas de movilidad del país.

nuevo plan movilidad francia

Borne ha asegurado que la principal motivación de esta reforma es hacer frente a las muy diversas necesidades de la ciudadanía. Tal y como ha advertido la ministra, el 80% del país sigue disponiendo de un número limitado de alternativas al uso del vehículo propio. Existe, a su juicio, una Francia de “dos velocidades” en lo relativo al transporte público y, en particular, a las líneas de ferrocarril, ya que se han invertido miles de millones de euros en líneas de alta velocidad, pero los desplazamientos diarios de corto recorrido están abandonadas.

En este sentido, el Gobierno francés se ha comprometido a aumentar la inversión para mejorar la red ferroviaria. Junto a esto, el nuevo plan de movilidad contempla medidas como la prohibición de las ventas de vehículos diesel a partir de 2040 y la consolidación de un modelo de transporte libre de emisiones para 2050. Incluye, además, propuestas para multiplicar el número de coches eléctricos en circulación por cinco en los próximos 4 años, más ayudas para fomentar el transporte público entre desempleados y personas con diversidad funcional y la imposición de nuevos requisitos a los operadores de transporte en la gestión y apertura de los datos sobre desplazamientos que manejan.

Puedes consultar todos los detalles sobre este nuevo plan de movilidad aquí