Ante las informaciones aparecidas hoy en un diario nacional, BlaBlaCar desea manifestar lo siguiente:

  • BlaBlaCar es conocedora de la existencia del procedimiento administrativo abierto por la Dirección General de Transportes de la Comunidad de Madrid contra dos de sus usuarios el pasado mes de agosto. Por el contrario, BlaBlaCar no ha recibido ninguna notificación de la incoación de ningún expediente en su contra.
  • Los usuarios presentaron en su día las correspondientes alegaciones, cumpliendo con los plazos establecidos, manifestando que no utilizaron la red social de coche compartido para realizar servicios de transporte público de viajeros con ánimo de lucro.
  • BlaBlaCar pudo confirmar que la actividad de los usuarios mencionados cumplía con las normas de la plataforma y, por extensión, con la legislación vigente. Las aportaciones recibidas por los conductores a través de la plataforma no superaron nunca sus costes de desplazamiento, al ser inferiores a 14 céntimos de euro por kilómetro. Lejos, por ejemplo, de los 28,02 céntimos que establece el Observatorio del Transporte y la Logística en España (“OTLE”), dependiente del Ministerio de Fomento, que ha fijado en diversas ocasiones la estructura de costes del transporte privado.
  • A fecha de hoy, con confirmación de fuentes de la Consejería de Transportes esta misma mañana, los expedientes administrativos contra los usuarios mencionados siguen pendientes de resolución, por lo que no se ha impuesto ninguna sanción. Por ello, BlaBlaCar manifiesta su extrañeza ante las noticias sobre la supuesta desestimación de las tesis de los usuarios y la imposición de una eventual sanción. Al respecto, BlaBlaCar quiere recordar que los procedimientos administrativos no tienen carácter público, su contenido es confidencial y la difusión de su contenido constituye una grave infracción del deber de confidencialidad de los que intervienen en los procedimientos.
  • BlaBlaCar también quiere destacar que ha colaborado con las autoridades administrativas en todo momento y siempre ha cumplido escrupulosamente la ley vigente en todos los países en los que opera. Así, cabe reseñar que en España lleva operando más de 6 años y ni la compañía ni ninguno de sus más de 3.000.000 de usuarios ha recibido sanción alguna; de la misma forma que tampoco la ha recibido en ninguno de los otros 21 países en los que está presente.
  • Por las razones aducidas, BlaBlaCar ya ha solicitado una reunión con carácter urgente con las autoridades de transporte de la Comunidad de Madrid con objeto de aclarar esta situación.
  • BlaBlaCar es una red social de viajes en coche compartido. Una plataforma tecnológica, que permite que dos usuarios contacten para realizar desplazamientos compartiendo gastos, sin ánimo de lucro. No es una empresa de transporte, ni los servicios que presta puedan considerarse una modalidad de transporte terrestre sujeta a la LOTT.
  • Por su parte, respecto a la actividad de sus usuarios: compartir los gastos de un viaje está previsto en la LOTT, dentro de la figura de transporte privado particular. El hecho de que particulares se unan a una red social para conocer gente con la que compartir los gastos de un viaje no es ilegal y tampoco es una actividad de transporte público de viajeros ni de intermediación a tal fin.